Tipos de silos

silos industriales y sus tipos

Los tipos de silos que podemos encontrar para el almacenamiento de materias primas son bastantes variados y con características complejas.

Diferencias entre los tipos de silos

Antes de comenzar con las diferentes clases de silos que hay debes saber que ellas se diferencian de manera general por su forma. Estas formas son los silos cilíndricos, están también los rectangulares y los cuadrados.
En este aspecto es que suelen diferenciarse estas estructuras de almacenamiento pero también hay que tener en cuenta sus diferentes usos. Si bien generalmente se utilizan para guardar materias provenientes de la actividad de la agricultura también se usan para almacenar materiales propios de la actividad industrial como cemento o carbón.
De igual forma debe considerarse que los tipos de silos también tienen una clasificación que es Torre, Bolsa y Bunker.

Los tipos de silos

 

  • Silos para cemento: en este caso se usan silos de bajo nivel tipo. Este tipo de silos se usan tanto para cemento como para material que se presenta en polvo. El silo móvil destaca por su movilidad así como por su fácil transporte. Además suelen integrar sistemas de pesaje digital y su capacidad va de las 20 toneladas a las 80.
  • Los silo tipo torre: son las estructuras más comunes para el almacenamiento que se pueden encontrar y se pueden encontrar construidos en diversos materiales como hormigón, acero, madera, cemento, entre otros. Su costo puede variar así como su durabilidad. En cuanto a su uso suelen emplearse para almacenar granos o materiales.
  • Los silos de hormigón: se realizan haciendo uso de bloques pequeños de este material con lo cual se obtiene una estructura de alta resistencia y de larga duración. Dentro de sus ventajas está la posibilidad de ir aumentando sus dimensiones o permitir desmontar e instalar en otra zona.
  • Silo torre con bajo oxigeno: dentro de los tipos de silos es el más recomendado para contener materiales fermentados. Esto se debe a que dan un ambiente con poco o menos oxigeno que el que dan otros silos y por ende se previene la presencia de moho. Así mismo evita la descomposición de la materia almacenada.
  • Silos tipo Bunker: sobresalen por su forma de trinchera, la cual posee muros realizados en hormigón y una cubierta o lona hermética para sellar. Es una de las opciones de silos más económicas que hay y por ende es muy usada para operaciones de almacenamiento grandes.
  • Silos tipo bolsa: en este caso se trata de tubos hechos en plástico. A diferencia de lo que se podría pensar no son livianos sino que en cambio son pesados y tiene un diámetro promedio de 10 pies. Su longitud puede variar de acuerdo al material que vaya a almacenarse. Para almacenar en estos silos debe hacerse uso de una máquina especial y después de esto se lleva por ambos lados.
  • Finalmente debemos hablar de los silos cónicos, muy usados para almacenar sal o arena, y de los bins. Estos últimos son más cortos que los otros tipos de silos y se usan para almacenar material seco.
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This