Los paneles de Venteo
Según la Directiva ATEX 1999/92/CE, el empresario deberá tomar medidas de carácter
técnico y/u organizativo conforme a tres principios básicos, por orden de prioridad:

1.- Impedir la formación de atmósferas explosivas

2.- Evitar la ignición de atmósferas explosivas

3.- Atenuar los efectos perjudiciales de una explosión de forma que se garantice la salud y la seguridad de los trabajadores.


Estas medidas se combinarán con disposiciones para evitar la propagación de las
explosiones.

La evaluación de los riesgos de explosión y las medidas adoptadas deben plasmarse obligatoriamente en un Documento de Protección contra Explosiones (El DCPE)

En el interior de los silos es inevitable que se formen nubes de polvo durante los
procesos de llenado y vaciado, es decir, atmósferas potencialmente explosivas. En
consecuencia, se debe prestar una gran atención a las posibles fuentes de ignición.

En muchas situaciones puede no ser suficiente con intentar eliminar las fuentes de
ignición y, si así se determina en el Documento de Protección contra Explosiones,
se deberán considerar medidas de protección que minimicen los efectos de una
posible explosión.

El Eurocódigo 1 ya incluye las cargas debidas a explosiones de polvo como acciones
accidentales en silos y depósitos (9) y propone limitar el posible daño mediante la elección de uno o varios de los siguientes métodos de protección:

venteo, supresión y diseño resistente.

Además plantea el empleo de métodos de confinamiento para evitar la propagación de la explosión de unos equipos a otros.
El sistema de protección más habitualmente empleado en silos es el venteo: una
superficie con menor resistencia que el resto de elementos del silo y que se abre
a determinada sobrepresión, permitiendo el escape de los gases calientes y limitando
la presión máxima dentro del equipo. Los venteos deben situarse en el techo del silo
o en las paredes, pero siempre por encima del nivel alcanzado por el material almacenado en su interior. Para grandes volúmenes es el método más sencillo de implementar y en muchos casos el único técnica y/o económicamente viable.

En un recinto cerrado sin elementos de venteo la presión generada por una explosión de polvo puede alcanzar valores de 7-10 bar (700-1000kPa), que provocarían daños estructurales y en muchos casos el colapso del silo.

Los dispositivos de venteo pueden clasificarse en dos tipos en función de su inercia:
paneles de venteo, de inercia despreciable, y puertas de explosión, de gran inercia (10).

Mayoritariamente se emplean los paneles de venteo, por su mayor eficacia de venteo y
menor mantenimiento. Los paneles de venteo consisten generalmente en una lámina
de acero inoxidable. Cuando se produce una explosión el panel se rompe y se deforma
sobre sí mismo, dejando un área abierta al exterior. En ocasiones se combina con otras capas muy finas de plástico que proporcionan aislamiento y protección meteorológica e, incluso, condiciones higiénicas para su empleo en la industria alimentaria o farmacéutica.
Desde hace años se comercializan diversas tipologías de paneles de venteo, con
formas diferentes (rectangulares, circulares, trapezoidales, etc.) y para varias presiones de activación.
La Directiva ATEX 94/9/CE obliga a que los dispositivos de venteo, como sistemas de
protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas, cumplan determinados
requisitos y lleven el correspondiente marcado. Esto sirve para verificar la presión
a la que se abre el panel, el área de venteo que proporciona y su seguridad de utilización, ya que un venteo no debe fragmentarse dando lugar a proyectiles.

Sin embargo, la instalación de venteos en silos no siempre es fácil y frecuentemente
surgen complicaciones. Especialmente problemáticos son los grandes silos cilíndricos
metálicos utilizados en la agricultura y la industria alimentaria, que tienen un techo de muy baja resistencia, lo cual hace que el venteo sea técnicamente complicado y muy costoso, debido a que el área de venteo necesaria aumenta al disminuir la resistencia del recinto a proteger. También es el caso de los silos muy esbeltos, donde el área de venteo necesaria puede llegar a ser mayor que la superficie disponible para instalar venteos.

Proyectos Mecánicos Levante SL, está cualificada por el organismo notificado INERIS para la instalación y mantenimiento de equipos ATEX.
 
 
¿Dónde estamos?
 
EXPOQUIMIA 2017
 
Síganos, conéctese
  
 
PROYECTOS MECANICOS LEVANTE S.L. (PROYMEC)
Fábrica y Oficinas: Carretera Viver - Puerto Burriana, 15 (Car. Onda S/N) | 12540 Villarreal - Tlf: 964 529 333 - Fax: 964 104 396 - comercial@proymec.es
39 sql / 6 sqlseo / 0.04532099